ANA BERTHA SILVA SOLÓRZANO HACE UN BALANCE DE LOS PRIMEROS 30 DÍAS DE CAMPAÑA

173

· Cada región tiene necesidades diferentes
· Hay una sociedad molesta por los excesos de los servidores públicos

Al hacer un balance de los primeros treinta días de su campaña rumbo al Senado de la República, la candidata priista, Ana Bertha Silva Solórzano, la calificó de positiva y que le ha dado la oportunidad de diálogo y encuentro con la sociedad queretana.

“Me he reunido con jóvenes, mujeres, adultos mayores y la ciudadanía en general y de estrechar las manos de queretanas y queretanos a lo largo de mis caminatas y acercamientos con ellos en colonias, barrios y comunidades”, dijo.

Subrayó que la constante durante estos acercamientos es que los políticos sólo los visitan cuando buscan el voto, les hacen promesas y no las cumplen; así como la falta de seguridad que trastoca su tranquilidad, daña su patrimonio y desarmoniza a la sociedad.

Explicó que cada región tiene necesidades diferentes, lo que obliga, desde su punto de vista, a presentar una propuesta diferenciada desde el Senado de la República.

Silva Solórzano puntualizó que encuentra una sociedad molesta por los excesos de los servidores públicos, el desvío de dinero para su beneficio personal y la aplicación de programas condicionados a favor de particulares, de amigos, de familiares y de protegidos.

Dado el nivel de inmediatez de información que tiene la ciudadanía, “los políticos no podemos equivocarnos y querer tapar el sol con un dedo. Hay que dejar el discurso simple y la promesa que encanta pero que no tiene sustento”.

“He visitado los 18 municipios para dialogar y escucharlos. Me han retroalimentado con una gran variedad de información”.

Anticipó que en unos días más presentará su propuesta legislativa que estará alimentada de las inquietudes de la ciudadanía.

“Hoy tengo muy claro que a las queretanas y a los queretanos les preocupa la seguridad –principalmente-, las fuentes de empleo bien pagadas, la educación de calidad, los servicios de salud suficientes y eficientes pero, sobre todo, la frustración que les deja la corrupción”.

“Son temas de la mayor importancia con los que me he comprometido, para que una vez que llegue al Senado de la República, atenderlos mediante la función legislativa y la gestión que me corresponden”.

“No hay nada para nadie, las campañas federales han llegado apenas al primer tercio de tiempo, serán reñidas y seguramente de aquí en adelante los ciudadanos y las ciudadanas contarán con información suficiente para contrastar perfiles, currícula, propuestas, profesionalismo y el quehacer político de cada uno de los contendientes en estas elecciones para tomar la decisión final y elegir la fórmula que les asegure el cumplimiento de sus compromisos; así como la solución a sus necesidades más inmediatas”.

“Yo no prometo nada, me he comprometido con todo”, finalizó la candidata al Senado por el PRI, Ana Bertha Silva Solórzano.